CONFEDERACIÓN POR EL MEJOR INTERÉS DE LA INFANCIA:

EMIN es una organización interdisciplinar, de iniciativa social, que ofrece criterios interpretativos y orientativos, desde una visión independiente de lo que constituye el interés superior de la infancia y la adolescencia, en los diferentes escenarios de intervención profesional que condicionan su bienestar: ámbitos social, judicial, formativo, educativo y sanitario.

LOGO EMIN

Esta formada por profesionales de los distintos ámbitos de intervención profesional relacionada con la Familia (jueces, abogados, psicólogos, trabajadores sociales, etc.) y que ponen al servicio de EMIN sus conocimientos y dedicación, para velar y trabajar por el interés de la INFANCIA y ADOLESCENCIA.

¿DÓNDE ESTAMOS?

Calle Casado del Alisal 4, 5ºDcha.
Madrid 28014
Teléfono de información: 961445332
Email: administracion@eminenlared.es

 

Anuncios

UN JUEZ AUTORIZA QUE UN PADRE SE DESENTIENDA DE SU HIJO AUTISTA

Esta mañana he leído atónito en el periódico ”El Mundo” esta noticia firmada por un periodista llamado Sergio González Valero.

Por casualidades de la vida conocía este terrible drama en el que un padre indeseable se desentiende de sus obligaciones de asistencia moral de su hijo autista y de la pesada carga de atenderle diariamente conforme requiere su discapacidad.

En nuestro país tenemos la suerte de contar con magníficos profesionales de la información que cada día nos amenizan e ilustran el panorama nacional e internacional.

Pero como en todas las profesiones también hay periodistas que no contrastan sus informaciones y solo buscan el amarillismo y no informar al ciudadano, seguramente porque no es noticia que un juez haga justicia. Sin embargo si es noticia titular que un juez permite situaciones radicalmente injustas.

Tengo la gran suerte y privilegio de conocer al Juez que ha dictado sentencia es este caso y puedo afirmar sin equivocarme que es uno de los mejores Magistrados de Familia de éste país. Un juez de familia carece de la autoritas necesario para obligar a un padre a atender a su hijo, pues dicha obligación, no es jurídicamente hablando, coercible.

El titular de este artículo debería denunciar la falta de alma de este supuesto “padre” que rechaza absolutamente a su hijo por el hecho de ser autista en lugar de criticar a un juez que no tiene capacidad para obligar a una persona para que ejerza de padre responsable.

Es comprensible que la madre de este pobre niño muestre su desesperación acudiendo a los medios de comunicación para denunciar esta situación, pero a quien hay que denunciar no es al Juez sino al padre que no ejerce de tal.

Desde EMIN pedimos a los Directores de las publicaciones periodísticas que obliguen a sus reporteros a contrastar sus noticias, especialmente cuando esas noticias versen sobres niños y niñas de nuestro país.

 

Fdo.: Gerardo Rodríguez-Acosta

Presidente de EMIN